martes, 9 de septiembre de 2008

Símbolos y Balas.


Vassili es un joven que llega a Stalingrado sin conocer la guerra, desembarca en la ciudad y le lanzan a la conquista de una calle sin nombre, rodeado de rostros anónimos de camaradas y enemigos. Solo le importa su supervivencia, su salvación. Se oculta entre cadáveres para salvarse de balas amigas y enemigas.

Su puntería le sacara de las calles y le convertirá en un símbolo, un símbolo político encumbrado por un hombre que lucha con las palabras, que lucha contra las emociones humanas, contra el miedo, contra el mismo instinto de supervivencia. Danilov es el mago de las palabras, retuerce los hechos, se apropia de las muertes, las convierte en algo bello, en algo deseable. Si vas a morir que sea como un héroe, si vas a matar que sea por tu pais, pase lo que pase, todo merece la pena.

Pero en la guerra las balas no entienden de símbolos, no entienden de héroes, solo buscan su camino, guiadas por el ojo del francotirador, que oculto observa a su víctima ignorante de su destino.

Vassili Zaitsev aprenderá la lección de la bala, la lección de la guerra, abandonara su propio símbolo para luchar por lo que realmente le importa, las personas que luchan a su lado, las personas que mueren bajo las bombas, bajo el fuego de las balas. Sus personas, sus amigos, el pequeño cuya madre le preparaba patatas, la chica que ama, su amigo... todos ellos luchan con sus armas, luchan contra las balas, luchan contra la guerra.

Enemigo a las puertas (2001)
Título original: Enemy at the Gates
Director: Jean-Jacques Annaud
Actores: Jude Law, Ed Harris, Rachel Weisz, Joseph Fiennes
Duración: 2 horas 13 minutos
Fecha de estreno: 01/01/2001
País: EE.UU., Alemania, Reino Unido, Irlanda

1 comentario:

flux dijo...

No soy muy amiga de las películas bélicas. Mi madre decía que en las películas de guerra nunca hay escenas de amor... Será por eso que me dejé enganchar por el lado romántico de la película y la vi y me gustó.
Tras verla sigo pensando que las guerras son mucho más miserables de lo que que la imaginación es capaz de inventar.
Te recomiendo "El señor de la guerra". Si no la has visto, merece la pena.