domingo, 28 de septiembre de 2008

American History X


Derek VInyard construyo un muro durante toda su vida, un muro levantado con ladrillos de odio, de ignorancia, de excusas. Derek necesitaba alguién a quien odiar, para no odiarse a si mismo, una escape para su inteligencia malgastada, para su frustración por saber que merecía una vida mejor. Su familia dependía de él y ese lastre que le impide crecer, se convierte en rabia, rabia que canaliza odiando al diferente, al extranjero.

Pero el odio y la rabia solo tienen un camino, una única dirección que lleva directamente a Derek al infierno del presidio. Allí conocerá la otra cara del sueño que ha elegido. Ve su sueño, puro y limpio, tal y como es, pervertido, sucio. Huele su podredumbre, su pestilencia, comprende que sus creencias son mentiras, simplemente porque dentro de los muros de la cárcel, Derek esta al otro lado de su muro, expuesto al mundo real que decidió ignorar.

Deja de ver colores para ver personas, buenas y malas, personas que tienen una suerte mucho peor que la suya. Se le caen todas las excusas, y le despojan de la imagen del mundo que había creado para si.

Cuando sale de la cárcel, Derek es Morfeo, con la pastilla roja en la mano, es Platón recién salido de la caverna. Dispuesto a despertar a los que todavía están detrás del muro, porque Derek a crecido y puede ver ambos lados del muro, puede ver ambas realidades, pero no puede derribarlo el solo.

1 comentario:

flux dijo...

Este actor es un crack... Me parece uno de los grandes.