jueves, 4 de septiembre de 2008

Las normas de la casa de la sidra.


Homer Wells nació con las cartas marcadas, con una mano perdedora con la que tiene que jugar la partida de la vida. Su destino esta escrito por un mentor bienintencionado y cariñoso, que no busca beneficio personal, si no proteger a su pupilo de un mundo, que sabe cruel y despiadado. Ambos chocan a menudo, por la idealizada y moralista visión que Homer se ha formado del mundo y las personas.

Porque no se teme lo que no se conoce, así que Homer siente la necesidad de explorar ese mundo que se extiende ante él, oscuro y extraño. Conocerá el amor, el sufrimiento, el dolor, todo aquello de lo que siempre le habían resguardado. Comprenderá que el mundo no puede ser juzgado por unas normas escritas, por una ley inquebrantable grabada en la roca. Que el hombre tiene que decidir tanto con su mente como con su corazón, incluso en ocasiones con las entrañas.

Ese día Homer acepta que las cartas están marcadas, que ha perdido la partida y que el destino que le han escrito debe ser leído.

Las normas de la casa de la sidra (1999)
Título original: The Cider House Rules
Director: Lasse Hallström
Actores: J.K. Simmons, Tobey Maguire, Charlize Theron, Delroy Lindo
Duración: 2 horas 5 minutos
Fecha de estreno: 01/01/1999
País: EE.UU.

1 comentario:

flux dijo...

Me he resistido a ver esta película, porque siempre he pensado que debía ser un pastel de mucho cuidado.
Pero me gustan los personajes perdedores. El que se recupera de la pérdida siempre es un pequeño héroe, no?